cerramientos de piscinas

Hay personas que tienen suerte, mucha suerte diríamos, sobretodo cuando llega el calor y tienen la fortuna de poder darse un baño en su piscina privada. En este pequeño artículo hablaremos de las ventajas y la necesidad de cubrir la piscina.

 

Una cubierta, ya sea mediante cerramientos de piscinas o lonas, aporta una serie de beneficios que no podemos ignorar tanto a corto como a largo plazo. Hay quien piensa que tener una piscina cubierta es sinónimo de lujo, pero no creemos que sea verdad, de hecho, cubrir una piscina no es tan caro y aporta muchas ventajas para todos aquellos que la tienen y la usan.

Báñate siempre que quieras

Dentro de todas las ventajas, la principal y seguramente más obvia es que permite alargar nuestra temporada de baño ya que una cubierta mantiene la temperatura del agua mínimo entre 12 y 8 grados. No hace falta esperar al verano para darnos un chapuzón y refrescarse con nuestra pareja o hijos, podemos disponer de la piscina en cualquier época del año y, con lo que cuesta una piscina, es una lástima no poder utilizarla todo el año.

 

Ahorra en todos los sentidos

Tras ver la ventaja principal y con la que seguro hemos pensado todos, hay más. Cubrir la piscina e instalar una cubierta nos ayuda a ahorrar, tanto con el mantenimiento como en la menor utilización de productos químicos que se utilizan habitualmente para mantener el estado del agua óptimo.

 

Obviamente la cubierta impide que entren las temidas hojas, piedras, arena, etc., Olvídate de la suciedad que proviene del jardín o de la polución. Además mantén el estado del pH del agua, sobretodo cuando llueve. La lluvia viene acompañada de microorganismos que deterioran rápidamente el estado de la piscina.

También existen recubrimientos de placas de policarbonato celular con protección contra los rayos del sol ultravioleta.

 

Todos estos puntos significan ahorro, menos inversión en productos químicos como el cloro y antialgas. Además, nos ahorramos perder tiempo en una tarea nada agradable como limpiar el fondo, recoger las hojas, limpiar las paredes, los skimmers, etc. Se reduce al mínimo el mantenimiento “manual” podríamos decir.

 

La seguridad también cuenta

Es un factor a tener en cuenta. Como podemos deducir, cubrir la piscina también aporta seguridad en familias con hijos pequeños y mascotas, ya que la cubierta funciona como barrera y evita que alguien se pueda caer accidentalmente.

 

Son varias las ventajas que aportan los cerramientos de piscinas, así que no lo dudes y consulta cuál es el que más se adapta a tu piscina.