invitaciones de boda

Las bodas hoy en día implican un motón de decisiones difíciles, desde menú y restaurante, vestido…pero quizás uno de los temas que puede parecer menor y no lo es porque en realidad supone la primera impresión que marcará cuál va a ser la temática y el desarrollo de la boda, y un elemento de colección que mucha gente conservará, son las invitaciones de boda (puedes ver algunos ejemplos en invitaciones de boda Easycards).

El primer paso es elegir la temática de la boda, campestre, urbana, boho, elegante…el siguiente la elección de las tarjetas de invitación, aquí verás que puedes volverte loca pues hay una enorme gama donde elegir en cuanto a precios, variedades, temática.

PRECIO

Centrémonos en el precio, este varía no sólo en cuanto a la cantidad de invitaciones, si bien es cierto que cuanta más cantidad más barata suele salir la unidad, sino también por la decoración y los detalles que quieras añadirles, cuestiones como el tipo de papel, el número de caras impresas, la calidad de la tinta…todo influye en el precio final. Por eso es importante consultar los presupuestos en varias imprentas distintas, centrándonos no sólo en el precio resultante sino también en la relación calidad-precio final. Además cada imprenta puede ofrecerte unos elementos adicionales como imprimir las direcciones de los invitados en los sobres, otras pueden ofrecerte los sellos, todas cuestiones a considerar pues influyen en el precio final de la boda.

DISEÑO

En cuanto al diseño va en función del gusto y ahí cada persona es distinta, podemos hablar de invitaciones en relieve, minimalistas, realizadas artesanalmente, adornarlas con cintas o arpillera…las opciones son casi infinitas, por eso está bien partir de una idea base sobre la que luego centrar la elección.

Una cuestión importante a la hora de abordar el diseño de la invitación es la elección del tipo de letra y la distribución de la misma en la invitación. Las invitaciones que llevan letras de molde tienen una apariencia más moderna e industrial, la cursiva suele aportar un toque mucho más clásico. Otra opción es elegir invitaciones con una caligrafía hecha a mano, lo que desde luego aporta un toque mucho más personalizado, pero has de considerar que a no ser que lo hagas tu misma puede incrementar bastante el precio, además de llevar un tiempo.

También debes plantearte cuestiones como insertar un pequeño mapa en las tarjetas  que indique a los invitados como llegar a la Iglesia o al lugar del banquete.

Finalmente los sobres son uno de los detalles que están marcando tendencia actualmente, por lo que no deber dejar su elección al azar ya que son un punto en el que también puedes incluir tu sello personal.