mujeres-putas-barcelona

O eso parece. Encendemos la televisión y vemos sexo, “sex everywhere”. La sociedad a cambiado, lo que antes era un tema tabú como el sexo, ahora es un tema de conversación diaria. Salimos a la calle y estamos rodeados de anuncios, escaparates o montajes sensuales o eróticos.

Vamos por Internet y también nos encontramos con todo tipos de anuncios, en el caso de la web no son tan sutiles y podemos encontrar algo tan directo y concreto como chicas de compañía en Barcelona en el medio de nuestra pantalla.

mujeres-putas-barcelonaNo somos nosotros los culpables de que pensemos a menudo en el sexo. No somos unos enfermos, sencillamente la sociedad nos crea el deseo. Vivimos rodeado de sexualidad, y hay factores que nos llevan a pensar en cosas que a lo mejor no queremos, factores que nos dominan. Uno de ellos, la caja tonta.

La caja no es tonta, sabe vender

La televisión es el primer causante de difusión sexual en todo el mundo, siendo también el más antiguo de todos los medios. El sexo vende, y la caja nos vende de una forma poco disimulada una modelo irresistible con un entorno y producto perfecto.

anuncios-tvVemos contenido audiovisual lleno de hombres y mujeres con un físico envidiable, fiesta de adolescentes actuando como si fueran adultos, rompiendo las reglas, disfrutando al “máximo” de su juventud. Todo este mete en el cerebro de las personas el mensaje que toda marca quiere dar: Si nos usas, serás irresistible para el sexo opuesto, o el propio.

No todo son anuncios

Exacto, también vemos cada vez más series con alto contenido sexual, altísimo de hecho. Series juveniles promiscuas donde se pueden ver muchas fiestas con chicas con unas copas de más, alcohol y sexo. El mensaje es: Como más sexo en menor tiempo, mejor eres.

Las cadenas no son conscientes de lo que emiten: Liberación sexual, drama, sexo, peleas, alcohol, sexo, fiestas, más sexo. Este es el contenido mayoritario que encontramos en los canales de televisión actualmente.

Hartos de la tele bajamos a la calle. ¿Mejor? No. Allí encontramos pancartas enormes de más modelos perfectas, o mensajes muy poco sutiles de una chica lamiendo un helado como si no hubiera un mañana. Miramos al periódico y seguimos con el mismo rollo. O revistas con títulos tan sugerentes como “Las claves para dominar a tu hombre en la cama”.

la-vie-en-rose-escortLa publicidad y la televisión nos venden poder, juegan con sus mensajes haciéndonos creer que el poder se obtiene gracias al sexo. Así pues, no estás loco si piensas en sexo constantemente, la sociedad quiere que pienses en ello. ¿Hasta dónde llegaremos con esto?