iluminacion decoracion

Cuando queremos decorar, o redecorar, nuestra casa, debemos tener en cuenta la iluminación ya que es una de las partes más importantes dentro de la decoración. De hecho, la iluminación puede cambiar la percepción de toda una habitación entera; la manera de colocar las luces influye en toda la imagen y en la ambientación de nuestro hogar.

Existen varios tipos de iluminación y de formas de conseguirlas, con lámparas de distinto diseño, apliques para conseguir un ambiente único, etc. Vamos a verlo.

Iluminación ambiental

Hablamos de iluminación ambiental cuando nos referimos a una luz escondida que cubre una habitación con un tenue resplandor. Este tipo de iluminación se caracteriza por generar pocas sombras y regular la apariencia general del lugar. Para conseguir este efecto, una buena solución son los apliques que además podemos combinar con un regulador para ir variando los efectos a una iluminación normal, consiguiendo una iluminación ambiental temporal.

 

Iluminación acentuada

Este tipo de iluminación se utiliza para proporcionar interés en una habitación en concreto. Este método es el perfecto para destacar el diseño de su interior y los objetos o elementos arquitectónicos que nos interese mostrar.

Para conseguir una iluminación acentuada solamente necesitamos una bombilla y una pantalla para poder dirigir la luz al lugar deseado. Para crear este efecto se utiliza focos halógenos o lámparas de mesa.

 

Iluminación para nuestras tareas

Otro tipo de iluminación muy utilizado cuando se diseña interiores es la conocida como iluminación de tareas, un tipo de luz que evita la tensión y ayuda a que podamos realizar nuestras actividades diarias. Esto lo vemos particularmente en la cocina, un lugar donde es necesario este tipo de iluminación. La fuente de luz debe ser discreta y sin ningún tipo de pantallas que deslumbren. Normalmente se combina con la iluminación acentuada para producir contraste y efectos negativos.

 

Iluminación estética

Hablamos de iluminación estética cuando ésta es una obra de arte en sí misma. Se trata de una iluminación con una función decorativa, como una escultura con luces o focos de atención que destacan una estatua o pintura. Normalmente se usa combinando otras estrategias de iluminación.