barcelona ciudad

Barcelona está de moda, pero lo hace de muy distintas maneras a la vez. Al mismo tiempo que atrae un turismo “low cost”, esta moderna metrópolis mediterránea también resulta atractiva a un sector de extranjeros más adinerados que deciden invertir en la compra de un inmueble en la ciudad, donde pueden combinar un acelerado ritmo de vida urbano con el buen clima y la proximidad de la playa.

Los compradores más habituales son los franceses, los rusos y, cada vez más, los estadounidenses. Dentro del sector del lujo inmobiliario de la ciudad, los precios alcanzaron su máximo histórico en 2007, justo antes de la crisis, durante la cual los precios cayeron en picado hasta tocar fondo en el año 2014. Sin embargo, lo precios del sector residencial de lujo han remontado para comenzar a recuperarse para las viviendas cuyo valor excede el millón de euros.

barcelona resort

 

Distritos más lujosos

Los barrios donde se concentran las residencias de este sector inmobiliario son básicamente tres: Eixample, Sarrià-Sant Gervasi (Zona Alta), con edificios más clásicos rehabilitados o rediseñados, y Diagonal Mar, con sus lujosos rascacielos de nueva construcción y vistas al mar.

Pero sin duda el epicentro del lujo es la amplia avenida modernista Passeig de Gràcia, una arteria que atraviesa el distrito del Eixample y donde se concentran las tiendas de firmas de alta costura y otros comercios del sector del lujo, además de incluir entre sus edificios auténticos monumentos de indudable valor arquitectónico. Pero la zona con mayor concentración de viviendas de lujo es sin duda la segunda, la Zona Alta, el distrito más rico de la ciudad, ubicado cerca de las montañas.

 

El lujo barcelonés, también por unos días

Los amantes de Barcelona que no pueden permitirse trasladarse a la ciudad o invertir en una vivienda de las mencionadas, pueden al menos disfrutar del lujo y del “resort urbano” durante algunos días hospedándose en uno de los numerosos apartamentos de lujo que han  brotado en la Ciudad Condal. Sin duda, una opción de alojamiento más asequible que un hotel de categoría similar, que permite al turista incorporarse al día a día de la ciudad como un integrante más.