casa prefabricada

Si tu casa se ha quedado pequeña por el crecimiento e la familia o porque con el tiempo te han surgido nuevas necesidades de espacio, no pienses directamente en cambiar de hogar, también puedes ampliarla. Si te decides por esta opción, una de las técnicas más sencillas y económicas  es la ampliación mediante módulos prefabricados, que minimiza los costes y el trabajo. Las posibilidades que ofrecen son infinitas: el único límite será el terreno de que dispongas tanto para aulas prefabricadas o casas prefabricadas.

 

En qué consiste la ampliación mediante módulos prefabricados

Una vez diseñados atendiendo a las demandas del cliente, los módulos prefabricados se construyen en fábrica previamente a la ampliación que se va a llevar a cabo, según las dimensiones y características requeridas. Una vez listos, se trasladan hasta el terreno y se incorporan a tu vivienda rápidamente.

 

Ventajas de usar módulos prefabricados

Una de las principales ventajas frente a otras técnicas de ampliación es la posibilidad de poder acceder a tu vivienda en todo momento, sin necesidad de mudarte temporalmente. Además del breve tiempo de instalación, se trata de una reforma limpia en que todo el trabajo posible se realiza en la fábrica. Es una opción económica y sencilla con óptimos resultados que te sorprenderán.

 

Pasos a seguir

Si finalmente tomas la decisión de ampliar tu vivienda mediante módulos prefabricados, podrás tener la obra completada en menos de un mes. Para ponerlo todo en marcha, el primer paso es que tengas claras tus necesidades de espacio, para poder determinar cuál es la opción de ampliación más adecuada a tu caso. A partir de ahí, se trabajará en el proyecto: sobre el plano de la casa, se simula una ampliación en tres dimensiones y se definen los acabados. Una vez se han concretado todos los detalles y definido el proyecto, se procederá a la construcción íntegra del módulo en fábrica para trasladarlo después al terreno y unirlo a la vivienda actual.