Cómo reducir el estrés en la empresa

La productividad de los trabajadores depende, en gran medida, de su motivación. Pero no podemos mantenerlos motivados si se sienten cargados de estrés. Salir del trabajo a diario sintiendo que la empresa nos ha drenado la energía es una de las peores sensaciones que puede sentir una persona y que, además, va minando su espíritu día tras día.

Por ello, queremos ayudarte a crear un ambiente óptimo para reducir el estrés de los trabajadores con algunos consejos y medidas que el empresario puede llevar a cabo:

Un poco de ejercicio al día

Algunas empresas de alrededor de Europa han implementado los 10 minutos de ejercicio al día. Esto ayuda a desconectar, a estirar los músculos y a realizar teambuilding. No es necesario que los trabajadores se conviertan en unos runners profesionales que lleven una caja de progen en sus bolsas, sino que tengan un rato en el que desconecten y gracias al que su cuerpo se sienta mejor.

Haz que tu oficina esté llena de vida

Un espacio gris y aburrido no contribuye en absoluto a que los trabajadores se sientan motivados para dar su mayor esfuerzo. Por eso, una gran idea podría ser decorar la oficina de cuantas maneras se te ocurran. Por ejemplo, la simple acción de colocar plantas en zonas específicas colabora a la hora de animar el ambiente.

También puedes optar por pintar las paredes de dos colores, y colocar algunos pósters o cuadros que puedan representar, en cierta medida, la personalidad del equipo.

Los asientos

Consejos para escoger la inmobiliaria de lujo adecuada

Hoy en día, es posible encontrar más de una inmobiliaria de lujo en Barcelona y otras grandes ciudades. De hecho, lo más probable es que encuentres varias de ellas con cierta facilidad. Y, si tienes una propiedad de lujo que quieres vender, te puede llegar a resultar difícil escoger la más adecuada.

De entrada, lo que te recomendamos es que no firmes exclusividad con nadie, porque te estarás cerrando puertas, y es posible que el mejor agente inmobiliario para potenciar tu casa de lujo no se encuentre, precisamente, en la agencia que hayas escogido.

Empieza a confiar

Si desconfías en la inmobiliaria, empiezas mal. Por supuesto que se trata de una empresa que te va a cobrar; viven de ello. Sin embargo, por eso mismo, debes tener cierta confianza; al fin y al cabo, sin venta, ellos no cobran, dado que lo normal es que se lleven una comisión.

La comisión adecuada

Por lo general, una inmobiliaria se quedará con un razonable porcentaje de la venta: entre el 3% y el 5%. Si pretenden quedarse con un 20%, por ejemplo, debes terminar tu relación con esa empresa.

Entre el 3% y el 5% (o, incluso, un poco más), no te obsesiones; lo importante es que venda tu inmueble de manera rápida y sin problemas.