Mi empresa es insolvente: ¿quién me paga?

Mi empresa es insolvente: ¿quién me paga?

Uno de los principales motivos por los que alguien busca una asesoría legal Barcelona es cuando una empresa debe una indemnización por despido, pero evita pagar al trabajador con la excusa de que es insolvente. Cuando esto ocurre, se nos llevan los mil demonios, y es normal. Pero tiene solución. Te la contamos en este post.

Primero: no te estreses

Vas a terminar recibiendo el dinero, por lo que no debes agobiarte en exceso por esta situación. Sólo tienes que saber cómo proceder. Consigue un auto o Decreto del juzgado, es decir, una resolución dictada por el juez y en la que se declare la insolvencia de la empresa.

Para obtenerlo, solicita la práctica de diligencias de la averiguación patrimonial en el juzgado, a través de la cual el mismo investigará el patrimonio de la empresa para comprobar si es verdad que carece de bienes y que, por lo tanto, es insolvente. Si es así, se reconocerá la insolvencia, pero, en caso de que cuente con bienes, le serán embargados.

Llega el turno de FOGASA

Una vez probada la insolvencia de la empresa, nos dirigiremos al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) antes de que pase el plazo de un año desde que se dictó la insolvencia de la empresa. FOGASA es quien se encarga de abonar parte de las indemnizaciones por despido en casos como el que detallamos.

Cuando FOGASA haya pagado al trabajador, le exigirá la cantidad abonada a la empresa.

También debes saber que la cantidad máxima que cubre FOGASA en cuanto a indemnización al trabajador nunca podrá superar los 18.282’85 euros.

¿Cómo nos podemos dirigir a FOGASA?

Una vez que ya tengamos la resolución judicial que reconoce la insolvencia de la empresa, el siguiente paso consistirá en presentar una solicitud en la sede de FOGASA en nuestra provincia.

La solicitud, la puedes descargar desde este enlace y, así, acceder a una página en la que elegir el modelo que necesitamos rellenar, según el caso. Una vez hecho, y cuando ya tengamos en nuestro haber todos los documentos requeridos, el siguiente paso será pedir cita previa en la página web del Fondo de Garantía Salarial. Entonces, iremos a las oficinas el día acordado con todos los documentos en orden.

Verás que es un proceso aburrido de burocracia, pero no tienes que preocuparte, porque conseguirás el dinero que la empresa te debe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *