La empresa se declara insolvente: ¿quién me paga?

La empresa se declara insolvente: ¿quién me paga?

Esta situación, lamentablemente, se da más a menudo de lo que quisiéramos. Si llegáis a vivirla en alguna ocasión, deberíais acudir a una buena asesoría laboral. Sin embargo, no queremos que os coja desprevenidos, por lo que hoy vamos a tratar brevemente este tema, para que os hagáis una idea de cómo actuar y con qué clase de soluciones podéis contar.

Lo primero que debes hacer en este caso

Podrás recuperar tu dinero, por lo que no te estreses en exceso. En primer lugar, tienes que conseguir un auto o Decreto del juzgado. Esto es una resolución dictada por el juzgado en la que se declare y quede constatada la insolvencia de la empresa. Para conseguirlo, lo primero que debes hacer es solicitar la práctica de diligencias de la averiguación patrimonial del juzgado, a través de la cual éste podrá determinar si realmente la empresa carece de bienes. Si los tiene, serán embargados. Si no, se reconocerá su insolvencia.

El papel de FOGASA

Una vez probada la insolvencia de la empresa, tendrás que ponerte en marcha hacia el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) antes del plazo de un año desde que se dictó la insolvencia de la empresa. FOGASA es el organismo que se encarga de abonar parte de las indemnizaciones por despido en este tipo de casos.

Cuando FOGASA haya pagado al trabajador, exigirá la cantidad abonada a la empresa. Por otro lado, la cantidad máxima que cubre FOGASA en concepto de indemnización al trabajador nunca superará los 18.282’85 euros.

¿Cómo acudimos a FOGASA?

Cuando tengamos la resolución judicial que reconoce la insolvencia de la empresa, deberemos presentar una solicitud en la sede de FOGASA en nuestra provincia.

Existe una solicitud que puedes descargar desde este enlace para acceder a una página en la que podrás elegir el modelo que tendrás que rellenar. Cuando la hayamos rellenado y cuentes con todos los documentos necesarios preparados, pide cita previa en la página web del Fondo de Garantía Salarial para acudir a las oficinas el día señalado con todos los documentos en orden.

Como ves, hay que conocer el proceso, pero es posible –y no tan difícil- recibir tu dinero en caso de que la empresa se haya declarado insolvente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *