Consejos generales para cuidar de tu jardín

Consejos generales para cuidar de tu jardín

Una casa sin una zona verde no es un hogar, incluso, si debe tratarse de una zona pequeña. O si tenemos que contentarnos con tener algunas plantas de interior, a causa de la falta de una terraza. Porque tampoco es necesario que tengas un huerto en el que pasar motoazadas como las de http://www.laastilladora.com/; basta con tener, como mínimo, un par de plantas que te recuerden lo maravillosa que es la naturaleza y que le otorguen ese pequeño toque a tu hogar.

Así que hoy te traemos unos consejos que te vendrán de perlas para cuidar de tu jardín, sea como sea.

¿Qué plantas te convienen?

Antes de nada, piensa en el tiempo que le vas a poder dedicar a tu jardín, ya que cada planta necesita un tipo de cuidado distinto. Por ejemplo, si no puedes invertir mucho en ellas, o si sólo tienes los fines de semana, empieza con plantas sencilla, que necesiten pocos cuidados. Las plantas autóctonas suelen ser la mejor opción en estos casos, ya que están perfectamente aclimatadas a nuestro entorno. Por ejemplo, puedes optar por la planta crasa.

Ten una agenda de tus plantas

Deberías buscar información sobre las plantas que tienes y apuntar datos como cuál es su periodo de floración, de abono y, si lo necesitara, de poda.

Limpieza

Es importante que tengas las macetas y plantas limpias y libres de hojas y flores muertas. En caso de que aparezcan malas hierbas, elimínalas lo antes posible para asegurarte de que tu planta absorbe todos los nutrientes de la tierra, sin competencia.

Truco para conseguir más flores

Compra plantas que tengan capullos cerrados y colócalas en lugares que tengan mucha luz y que la tierra esté ligeramente humedecida. Utiliza un abono rico en fósforo y potasio.

¿Mayor necesidad de agua?

Si tienes un jardín con césped, planta justo en los bordes de éste las plantas que necesiten más agua, ya que es aquí donde se acumula la mayor parte del riego.

Airea la tierra

Es decir, debes ayudarte de un rastrillo para, cada cierto tiempo, levantar un poco la tierra y airearla.

Riega en la tierra

Nunca riegues sobre las hojas o las flores, puesto que se pueden pudrir y, además, son más propensas a las plagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *