Browsed by
Autor: ificom

Qué materiales se usan para hacer sellos

Qué materiales se usan para hacer sellos

¿Te gusta el scrapbooking? ¿Te pasas el día usando sellos de goma, de acrílico y otros materiales sobre álbumes y otros objetos que disfrutas decorando? Si es así, igual te interesa saber de qué están hechos estos sellos y cómo se fabrican. Claro que, por supuesto, las empresas que se dedican a su elaboración cuentan con una maquinaria sofisticada que les permite hacerlos fácilmente.

Los materiales

Para elaborar un sello de polímero, se necesita:

-Polímero líquido.

-Celofán o Pliofilm.

-Detergente en polvo.

-Una hoja de sustrato.

-Rodillo de felpa.

-Regletas.

-Máquina o procesador.

-Cepillo de plástico con cerdas duras.

-Dos vidrios.

-Dos pinzas que sujeten los vidrios.

-Una pajita de plástico para eliminar burbujas, como una pluma.

-Dos vidrios de 26×25 cm y de 5mm de grueso.

-Una bandeja de 15x12cm.

-Ácido endurecedor.

El fotopolímero se emplea para procesar los sellos de goma; las regletas se usan para limitar la zona que abarcará el sello en el que se vaciará el polímero líquido; el detergente se empleará en el lavado para acabar con el exceso de resina que no se ha endurecido por la luz; el celofán se utiliza con tal de proteger el negativo del polímero y, así, ocuparlo posteriormente; con el cepillo de cerdas, se lava el sello y se elimina el polímero restante. Finalmente, se hace uso del rodillo para que el negativo quede alisado, sin burbujas que haya podido originar el uso del celofán.

Con el ácido, en polvo blanco, se endurece la goma.

¿Quieres

Consejos básicos para una correcta higiene dental

Consejos básicos para una correcta higiene dental

El cuidado de los dientes y por extensión de toda la boca implica mucho más que un simple cepillado, mantener unos dientes sanos redunda también en que estos se tengan una apariencia bonita y por supuesto en que estén limpios. Pero ¿cuáles deberían ser los principales pasos a seguir para conseguir mantener nuestra boca en un estado óptimo?

En primer lugar, es importante cepillarse los dientes, pero no sólo por la cara externa, no debemos olvidar que un buen cepillado implica hacerlo por las dos caras de la superficie dental, debe tratarse de un cepillado en profundidad, incidiendo en aquellos lugares en los que el cepillo tiene más difícil acceso.

La asiduidad con la que debemos cepillarnos los dientes es de al menos tres veces al día, fundamentalmente detrás de las principales comidas: desayuno, comida y cena, debido a que cuando comemos es cuando se potencia el desarrollo de las bacterias en nuestra boca, por lo que es el momento en el que mejor debemos protegernos.

En el caso de no poder cepillarnos los dientes, por encontrarnos fuera de casa o por la razón que sea, una solución provisional es mascar un chicle, ya que este nos hará producir saliva y evitará que las bacterias se desarrollen.

Un buen cepillado puede completarse utilizando un buen enjuague bucal, que llegará a aquellos puntos donde no puede hacerlo el cepillo y además nos dejará una sensación de frescura y limpieza en la boca, a la par de solucionar problemas de mal olor …