diseño casa

Lo nuestro es la formación y los apuntes teóricos son muy interesantes en cantidad de escenarios. Hoy te damos unas píldoras acerca de las casas de lujo, esas con las que todos soñamos pero que sólo están al alcance de algunos. ¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que hace que una casa sea “de lujo”? ¿Sabes si puedes aplicar alguno de esos principios de diseño a tu casa?

 

No todo es cuestión de dinero…

No no nos engañemos. Quien más quien menos tiene claro que una casa de primera no es algo que esté al alcance de todos los bolsillos pero el valor de una casa no depende sólo de su (elevado) coste. En este tipo de construcciones lo que realmente da valor es el detalle, la practicidad y diseño de cada uno de los elementos que la componen. Que valgan más o menos eso ya es secundario.

Si echas un vistazo a portales de viviendas de lujo como One Pedralbes House te darás cuenta de esto, de que no depende de lo que se gaste sino de cómo se gaste el dinero y las ventajas que suponga para el habitante de la casa.

 

Las claves para una casa de primera

#1 Un exterior tan espectacular como el interior

La calidad se ve en los detalles, comentábamos, y en efecto eso es lo que prima en este tipo de viviendas. Los acabados pueden seguir distintos diseños, desde las lineas clásicas a las modernas, pero siempre debe existir una coherencia entre lo que dice el exterior del edificio y lo que respira su interior. Sölo así se crean espacios realmente armónicos con un sólido concepto que los guía. Ahí se encuentra la exclusividad.

 

#2 Sencillez

Es una de las claves en el lujo: no abusar de ambientes recargados ni optar por estridencias. En las líneas sencillas y equilibradas se encuentra el verdadero estilo y hay que ser muy consciente de cada trazo que se dibuja en un exterior y de cada elemento que se incluye en el interior si se quiere respetar este principio.

 

#3 Los metros cuadrados no son determinantes

Puede crearse una vivienda de lujo en una finca magna pero también en un espacio más reducido. De igual forma que el coste de un objeto no determina su valor, el estilo de una casa no va en función de los metros que tenga ni una finca por tener mucho espacio va a determinar que la vivienda que se erija sea de calidad superior.

Una buena medida para crear una casa de lujo son los 200 metros cuadrados, porque permite buenas distribuciones dejando que casa estancia tenga su propio aire pero con dimensiones mejores también pueden hacerse muy buenas cosas. Por ejemplo un clásico diseño de mansión es el gran jardín que consta de una pileta o fuente central. Si hay menos metros disponibles aún se puede crear un entorno muy especial integrando la pileta en el jardín o creando un jardín vertical… Hay mil opciones de diseño.

Y con esto cerramos nuestras tres claves para un diseño exclusivo. En esencia lo que se tiene que tener muy claro es que la casa debe respirar un aire propio y que el propietario debe sentir que ése (y no otro) es el diseño que le va a hacer sentirse realmente a gusto. Las casas son para disfrutar de ellas y eso es lo que se tiene en cuenta cuando de crear una casa de primera.

 

Como ves, no todo depende de dinero sino de criterios estéticos, así que hay mucho que puedes aplicar en tu hogar aunque no tenga 200 metros cuadrados. ¿Te ha parecido útil el post? Compártelo en redes sociales.